Abril de 2019

Cataluña es uno de los territorios con mayor grado de segregación escolar de Europa, según el estudio de la Fundación Bofill “Combatir la segregación escolar: de la amenaza a la oportunidad”. La segregación escolar es la distribución desigual del alumnado entre los centros educativos del territorio. Este hecho provoca que algunos centros tengan un porcentaje de alumnado de origen inmigrado o con necesidades socioeconómicas por encima del que hay en su territorio. La composición desequilibrada de estos centros hace que a menudo sean poco deseados por muchas familias de su entorno y, por lo tanto, este desequilibrio se agudice año tras año.

Una de las tareas de las administraciones públicas del territorio es diseñar estrategias para combatir esta situación, puesto que el fenómeno de la segregación está directamente relacionado con el debilitamiento de la cohesión social, el abandono escolar, y unos bajos resultados educativos. Los entes locales, pues, tienen que ser actores principales al implementar medidas contra la segregación, pero también al configurar junto con otras administraciones públicas una política educativa que reduzca la segregación.

El Ayuntamiento de Rubí, a propuesta del Consejo Escolar Municipal (CEM), ha considerado necesario construir conjuntamente con la comunidad educativa una respuesta rubinenca para combatir la segregación escolar al municipio. Por eso, organiza el día 1 de abril un encuentro para reflexionar y generar acciones a desarrollar que puedan dar solución a este fenómeno, que será conducida y dinamizada por EIDOSDinamización Social.